Prestiños

  • Harina Nacarina 3 tazas
  • Huevo 1 unidad
  • Sal 1 pizca
  • Agua tibia o temperatura ambiente
  • Aceite para freír

Preparación

1. En un tazón cierna la harina con la pizca de sal. Luego agregue el huevo y mezcle bien.
2. Vaya añadiendo poco a poco el agua tibia, y amase constantemente, agregue el agua necesaria para tener una masa consistente y que no se pegue a las manos (Debe tener mucho cuidado de no pasarse con la cantidad de agua).
3. Haga bolitas pequeñas con la masa y colóquelas en un recipiente, cubra el recipiente con papel plástico y llévelo a la refrigeradora de 30 minutos a 1 hora.
4. Cuando ya haya pasado el tiempo, sobre una superficie plana estire con un bolillo cada bolita que quede bastante plana buscando la forma de una tortilla.
5. En aceite bien caliente fría cada una de las bolitas estiradas una a la vez, por ambos lados hasta que tomen un color dorado (Debe tener cuidado de que no se quemen).
6. Los prestiños se comen usualmente con miel de tapa de azúcar, puede usarse también miel de maple o sirope de jarabe.